Privacidad a través de la seguridad

Es difícil tener una sensación de privacidad si además no sientes seguridad y protección. Es por eso que Snapchat te proporciona funciones como la verificación de inicio de sesión (una forma de autenticación de dos pasos) para ayudar a proteger tu cuenta, y es por eso que hacemos esfuerzos considerables para proteger nuestra propia infraestructura. Pero también hay algunas medidas adicionales que puedes tomar para mantener tu cuenta de Snapchat más segura:

Usar una contraseña segura

Selecciona una contraseña larga, compleja y única, que ayude a evitar que los malos actores adivinen tu contraseña o usen listas de contraseñas comprometidas para acceder a tu cuenta. Para ayudar a garantizar la seguridad de tu cuenta, prueba a ejercitar tus músculos creativos e inventa una frase larga para la contraseña, como "¡Me encantan las galletas de jengibre de la abuela!". (usando letras, números y símbolos especiales) - y no, "Password123" no va a engañar a nadie. Si tienes problemas para recordar las contraseñas, considera utilizar un gestor de contraseñas para generar contraseñas seguras que no tengas que memorizar. Sea cual sea tu método, recuerda: nunca compartas tu contraseña con nadie.

Utilizar la verificación de inicio de sesión

Activar la verificación de inicio de sesión. Se trata de una función importante que utiliza la autenticación de dos pasos para agregar una capa adicional de seguridad. El uso de la verificación de inicio de sesión puede ayudar a evitar que alguien que haya obtenido (o adivinado) tu contraseña, acceda a tu cuenta.

Verifica tu número de teléfono y dirección de email

Asegúrate de agregar tu número de teléfono y tu dirección de email a tu cuenta; de esa manera tendremos más de una forma de comunicarnos contigo. Esto es especialmente importante si cambias tu número de teléfono o pierdes el acceso a tu cuenta de email. Aquí encontrarás instrucciones sobre cómo verificar tu número de teléfono y tu dirección de email.

No utilices aplicaciones de terceros no autorizadas

No utilices aplicaciones de terceros no autorizadas. Las aplicaciones y complementos de terceros no autorizados (o ajustes) son creados por desarrolladores de software no afiliados a Snapchat y, a menudo, afirman agregar funciones o funcionalidades adicionales a Snapchat. Sin embargo, estas aplicaciones y complementos de terceros no autorizados no son compatibles ni permitidos por Snapchat porque a veces pueden comprometer la seguridad de tus cuentas y las de otros Snapchatters. Por seguridad, solo usa la aplicación oficial de Snapchat o aplicaciones y complementos de terceros autorizados.

Más consejos para mantener segura tu cuenta

¡Eres la mejor línea de defensa contra los malos actores! Aquí hay más consejos para ayudar a mantener segura tu cuenta:
  • No agregues a tu cuenta de Snapchat un número de teléfono o una dirección de email que no sean tuyos. Al hacerlo, podrías dar acceso a tu cuenta a otras personas. Si alguien te pide que agregues su número de teléfono o su dirección de email a tu cuenta, avísanos.
  • No inicies sesión en Snapchat en el dispositivo de otra persona. Si haces esto, podrías darle acceso a tu cuenta a otras personas. Si inicias sesión en un dispositivo que no es el tuyo, ¡recuerda siempre cerrar sesión al finalizar!
  • Agrega un código de acceso o frase de acceso segura a tu dispositivo móvil o, mejor aún, utiliza la autenticación biométrica que emplee tu huella dactilar o tu cara para desbloquear el dispositivo. Si no dispones de estos controles adicionales y pierdes tu dispositivo, te lo roban o lo dejas desatendido, es posible que alguien pueda acceder al contenido de tu cuenta de Snapchat.
  • Presta atención a los mensajes sospechosos que recibas, sobre todo los que intenten que hagas clic en enlaces dudosos: podrían llevarte a sitios web maliciosos o engañarte para que introduzcas tu contraseña. ¡Piensa antes de hacer clic!
Para obtener más consejos sobre cómo mantener tu seguridad en Snapchat, entra aquí y suscríbete a Snapshot seguro.